FacebookTwitterGoogleYoutube

Terapias Convencionales

Tratamiento actualmente aceptado y ampliamente usado para cierto tipo de enfermedad, con base en los resultados de investigaciones pasadas. También se llama terapia convencional.

El grupo de profesionales de la salud que trabajan en conjunto para tratar y asistir a los pacientes con cáncer se denomina "equipo de trabajo contra el cáncer". Entre los integrantes de este equipo se pueden encontrar algunos o todos los profesionales de la salud que se mencionan a continuación:

  • Médicos de cabecera.
  • Pediatras.
  • Patólogos.
  • Hematólogos.
  • Especialistas en oncología (oncólogo radioterapeuta, médico oncológico, cirujano oncológico).
  • Cirujanos (entre los que se encuentran urólogos, ginecólogos, neurocirujanos y otros especialistas).
  • Enfermeros.
  • Enfermeros especializados en oncología.
  • Trabajadores sociales especializados en oncología.
  • Farmacéuticos.
  • Capellanes (para la asistencia pastoral).
  • Terapeutas respiratorios.
  • Fisioterapeutas.
  • Técnicos de laboratorio.
  • Terapeutas infantiles.
  • Psicólogos.
  • Técnicos de radiación.
  • Dietistas.

El tratamiento específico del cáncer será determinado por el médico del niño basándose en lo siguiente:

  • La edad de su hijo, su estado general de salud y su historia médica.
  • El tipo de cáncer.
  • Qué tan avanzada está la enfermedad.
  • El desarrollo de nuevas opciones de tratamiento.
  • La tolerancia de su hijo a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento de ciertos tipos de cáncer puede incluir:

  • La administración de antibióticos (para prevenir y tratar las infecciones).
  • Los cuidados de apoyo (para tratar los efectos secundarios del tratamiento, entre los que se encuentran las náuseas, la diarrea, la anemia y las úlceras en la boca).
  • La cirugía (para extirpar órganos o tumores).
  • La colocación de una vía central. La vía central es un catéter que se coloca en una vena grande para abastecer al sistema circulatorio. La vía central es necesaria para la introducción de medicamentos o productos sanguíneos y para proporcionar un sitio desde el cual se puedan realizar extracciones de muestras de sangre en forma sencilla sin causar dolor al niño. Existen varios tipos diferentes de vías centrales que se utilizan para el tratamiento del cáncer. El médico de su hijo le explicará los beneficios de las vías centrales disponibles.
  • El seguimiento médico continuo (para determinar la respuesta al tratamiento, detectar la reaparición de la enfermedad y controlar los efectos del tratamiento).
  • Los modificadores de respuesta biológica y la inmunoterapia. Los factores estimulantes de colonias, las interleuquinas, los anticuerpos monoclonales, el factor de necrosis tumoral, los interferones, las citoquinas y el desarrollo de otros modificadores de respuesta biológica constituyen los avances más recientes en la lucha contra el cáncer. Normalmente, muchos de estos modificadores se encuentran en el cuerpo y asisten al sistema inmunológico en la protección del cuerpo contra invasiones.

Además, los médicos están utilizando los procesos propios del cuerpo para combatir la enfermedad. Es probable que, en un futuro cercano, exista un proceso que permita al cuerpo reconocer las células cancerosas para destruirlas o filtrarlas como a los virus comunes.

Los dos métodos más comunes para el tratamiento del cáncer incluyen la quimioterapia y la radioterapia.