FacebookTwitterGoogleYoutube

La Quimioterapia

La quimioterapia es el uso de medicamentos antineoplásicos para tratar las células cancerosas. La quimioterapia se ha utilizado durante muchos años y es uno de los tratamientos más comunes contra el cáncer. En la mayoría de los casos, la quimioterapia actúa interfiriendo con la capacidad de crecimiento o reproducción de las células cancerosas. Distintos grupos de medicamentos actúan en forma diferente para combatir las células cancerosas. La quimioterapia se puede utilizar sola para tratar algunas clases de cáncer o en combinación con otras terapias, tales como la radiación o la cirugía. A menudo, se utiliza una combinación de medicamentos quimioterapéuticos para combatir una clase específica de cáncer. Existen determinados medicamentos quimioterapéuticos que se administran siguiendo un orden específico, según la clase de cáncer que se está tratando.

Si bien la quimioterapia puede ser bastante eficaz en el tratamiento de ciertos cánceres, los medicamentos quimioterapéuticos alcanzan todas las partes del cuerpo, no sólo las células cancerosas. Por este motivo, es posible que surjan diversos efectos secundarios durante el tratamiento. La posibilidad de anticipar estos efectos secundarios puede ayudarlo a usted y a quienes están a cargo de su cuidado a prepararse y, en algunos casos, a evitar la aparición de estos síntomas.

¿Cómo funciona la quimioterapia?

En la mayoría de los casos, la quimioterapia disminuye la capacidad de crecimiento o reproducción de las células cancerosas. Distintos grupos de medicamentos actúan en forma diferente para combatir las células cancerosas. A menudo se utiliza una combinación de medicamentos quimioterapéuticos para combatir una clase específica de cáncer.

¿Cómo se administra la quimioterapia?

La quimioterapia se puede administrar:

  • Como un comprimido que se debe tragar.
  • Como una inyección intramuscular o aplicada en el tejido graso.
  • Por vía intravenosa (directamente al torrente sanguíneo).
  • Por vía intratecal, con una punción lumbar (para tratar las células cancerosas del líquido cefalorraquídeo).

¿Cuáles son los efectos secundarios de la quimioterapia?

La quimioterapia perturba el desarrollo de las células cancerosas de crecimiento rápido, aunque también afecta a algunas células sanas. Antes de aplicar la quimioterapia para el tratamiento del cáncer, se realizan numerosos exámenes básicos para evaluar el funcionamiento del corazón, los riñones, los pulmones, los ojos, los oídos y los órganos reproductores previo al tratamiento. Ciertos tipos de quimioterapia pueden afectar el funcionamiento de estos órganos durante el tratamiento o en los meses o años posteriores al mismo. Algunos tratamientos pueden afectar la fertilidad. Existen otros efectos secundarios potenciales, entre los que se incluyen los siguientes:

  • La supresión de la médula ósea. Normalmente, los glóbulos rojos, que transportan oxígeno, los glóbulos blancos, que luchan contra las infecciones, y las plaquetas, que contribuyen a la coagulación de la sangre, disminuyen a causa de la quimioterapia. La supresión de la médula ósea aumenta el riesgo de anemia, fatiga, infección y hemorragia.
  • Las úlceras en la boca, las náuseas, los vómitos y la diarrea. La quimioterapia afecta a las células de crecimiento rápido de la boca y del tracto gastrointestinal (GI).
  • La pérdida del cabello, también denominada "alopecia". La quimioterapia afecta a las células del cabello y de las uñas. En la mayoría de los casos, el cabello de los niños crece nuevamente al finalizar el tratamiento. Es probable que se produzcan cambios en la textura del cabello y de las uñas de las manos.